lunes, 21 de mayo de 2007

Corazón de hormigón armado

El constructor sueña con árboles transformados en grúas.

3 comentarios:

Juanjo dijo...

Los árboles sueñan con constructores convertidos en polvo para los espejos de sus placas.

Manuel dijo...

Grúas:Heliotropos de hierro , diábolos chirriantes en el vientre del arquitecto.

da-beat dijo...

Y las grúas no sueñan, solo lloran por los árboles y por los constructores.